miércoles, 13 de abril de 2011

El poeta del alma robada

“Escribir poesía, último de los grandes actos gratuitos”, dijo sobre la actividad que abandonó

PROTESTA Tras la muerte de su hijo, Sicilia mantiene un plantón en Cuernavaca (Foto: ARCHIVO/ EL UNIVERSAL )

Martes 12 de abril de 2011 Lizbeth Hernández | El Universallizbeth.hernandez@eluniversal.com.mx
Comenta la Nota



Los versos dejaron la mente y las manos de Javier Sicilia el 2 de abril. Un crimen le “aniquiló el alma”. La realidad sorpresiva, cruenta, se volvió arrebato, protesta, exigencia. La violencia que ha tocado a tantos otros, otras, alcanzó también al poeta, escritor y periodista. El 28 de marzo supo que su hijo Juan Francisco Sicilia había sido asesinado junto con sus amigos Julio César Romero Jaimes, Jaime Gabriel Alejos Cadena, Luis Antonio Romero Jaimes, Jesús Chávez Vázquez y Álvaro Jaimes Avelar —tío de Julio y Luis— además de María del Socorro Estrada.

‘El reflejo de lo oscuro’, de la crisis social, inacabada en México, de los efectos inmediatos de una “guerra contra el narco” y de la cuestionada procuración de justicia en el país, cambiaron la vida del hombre nacido en la Ciudad de México en 1956, que había nutrido sus días con poesía, ensayos, novelas, artículos periodísticos, talleres literarios, guiones de cine y televisión.

Sicilia, quien fue “un joven sencillo, amable, sin espada en la mano ni afán de competir” según contó su compañero en la universidad José Antonio Crespo, además de impulsar y dirigir proyectos como El Telar, la revista Poesía y la revista Ixtus, se volvió un hombre de fe. “Un poeta católico que dice asumir su religión con todos sus defectos y por eso nunca será un católico de clóset”, palabras de Juan José Rodríguez.

Javier Sicilia conjugó la herencia literaria que le dejó su padre, también poeta, con sus creencias religiosas y su trabajo como miembro del consejo de redacción de Los Universitarios y Cartapacios, del Sistema Nacional de Creadores de Arte y como profesor en la Universidad de La Salle en Cuernavaca, de ahí que Juan José Rodríguez diga que Sicilia “no debe ser etiquetado sólo como gran escritor católico”. Menos si se recuerda que ha sido crítico de la sociedad y de la misma Iglesia a la que pertenece.

Hombre calmo pero crítico, muestra de ello es su trabajo en Proceso y La Jornada y observaciones como la hecha en septiembre de 2003: “Vivimos en un Estado-nación que ya casi no lo es: estamos golpeados por los capitales transnacionales a los que está sometida la política”, incorporó sus lecturas de Santa Teresa, San Juan de la Cruz e Iván Illich a sus palabras que incluyen obras como Permanencia en los puertos, La presencia desierta, Trinidad y Vigilias.

En algún momento se le acusó de plagio, a lo que dijo en una carta llamada Respuesta a un pequeño burgués: “(replico porque) no me gusta ningunear, esa otra plaga mexicana que acompaña a la mezquindad y que ha hecho más daño a la cultura que toda la barbarie de los tecnócratas”.

Sobre la actividad que hoy abandona por la muerte de su hijo, Sicilia había dicho: “Escribir poesía es el último de los grandes actos gratuitos, el único que no ha sido contaminado todavía, gracias a Dios y a los poetas, por el mercado, es la gran gratuidad y la gran alegría”,

Hoy sus palabras son otras. “Ni un joven, ni un niño más asesinado en este combate que emprendió el gobierno contra el crimen organizado”, se volvió una de las consignas más contundentes de Sicilia, quien en distintos momentos ha hablado con periodistas, con la gente que lo acompañó a la mega marcha del 6 de abril e incluso y que dirigió una carta a políticos y criminales. Y a cuya causa se han solidarizado Isabel Miranda de Wallace, Alejandro Martí, familiares de los niños fallecidos en la guardería ABC y familiares de los jóvenes masacrados en Villas de Salvárcar.

Sicilia se encuentra en plantón permanente en Cuernavaca y recibe protección, pues se teme se atente contra su vida. Sus palabras se han tornado ásperas, dolorosas, como las de tantos otros que exigen justicia, son como las frases de Viajeros de la noche, propias de poetas y escritores en cuyas emociones la realidad ha calado hondo, como Wilde y Revueltas tras estar en prisión, como Susana Chávez antes de ser asesinada.

Gacetas oficiales

Gacetas oficiales
toca el icono

¿Cómo colaborar con los refugiados del mundo?

¿Cómo colaborar con los refugiados del mundo?
toca es te icono y ayuda a un refugiado

Libros Budista Gratuitos para bajar

Museo Geológico Virtual de Venezuela

Museo Geológico Virtual de Venezuela
Auspiciado por PDVSA-INTEVEP

He aquì tu portal para crear audiolibros y escucharlos bajarlos y llevarlos

He aquì tu portal para crear audiolibros y escucharlos bajarlos y llevarlos
haz clik aqui

LIBROS MALDITOS

LIBROS MALDITOS
Interesante portal que te enriquecerà, toca el icono