lunes, 12 de septiembre de 2011

El libro 'on line' amenaza a las librerías

LAS CONSECUENCIAS DE LAS VENTAS DE LIBROS FÍSICOS Y ELECTRÓNICOS A TRAVÉS DE LA WEB

El cierre del grupo Borders ilustra en Estados Unidos los riesgos que afronta el sector ante el auge de la edición digital


RICARDO MIR DE FRANCIA 12/09/2011

Las librerías Borders han sido durante cuatro décadas parte consustancial del paisaje de Estados Unidos, tanto como Burger King o los supermercados Safeway. Aunque sus macrosuperficies y sus precios imposibles dejaron en la cuneta a muchas librerías independientes, su red de comercios acercó la cultura a los suburbios urbanos y los pueblos de la América recóndita que no tenían demasiado donde elegir. Después de declararse en febrero en bancarrota y ser incapaz de vender la empresa, el Grupo Borders anunció en julio el inicio de un proceso de liquidación. A finales de este mes habrá cerrado sus últimas 399 librerías y habrá despedido a sus 11.000 trabajadores.

Su defunción ilustra las dificultades de las grandes cadenas de librerías, y las no tan grandes, para adaptarse a la arrolladora transformación que está experimentando la industria editorial. Primero, con la irrupción de Amazon y la venta por correo de libros de papel en internet y, ahora, con el auge del e-book, las librerías digitales de Apple, Amazon y Barnes & Noble y los proyectos nebulosos de Google.

¿UN PRECEDENTE? Aún es pronto para dar por muerto al libro en papel, que sigue siendo el más vendido en EEUU, pero el declive es evidente. Y cuando este proceso está a punto de empezar en serio en España, donde Amazon anunciará el 14 de septiembre la puesta en marcha de Amazon.es, el caso estadounidense es un espejo inquietante donde mirarse.

Mientras la venta de ejemplares en papel caía en el último año un 25%, el e-book creció un 146%, según los últimos datos de la Association of American Publishers, que representa a 300 editoriales, incluidas la mayoría de las grandes. El gigante Amazon, por ejemplo, ya vende más libros digitales que en papel. Como reconoció hace dos meses el presidente de Borders, Mike Edwards, en una carta a los empleados, su empresa no supo adaptarse a los nuevos tiempos. "Los vientos de cara a los que nos venimos enfrentando desde hace algún tiempo, incluida la rápida transformación de la industria editorial, la revolución e-reader y la turbulenta economía nos han llevado adonde estamos ahora".

Y no es la única cadena de librerías en aprietos. Barnes & Noble, la más grande del país, con 720 tiendas y un 17,4% de cuota de mercado, según Publishers Weekly, se puso en venta el año pasado a pesar de haberse adaptado tecnológicamente con la comercialización de su propio e-reader (Nook). Pero los resultados mandan. Los 136 millones de dólares que obtuvo de beneficios en el 2009 se redujeron el 2010 a solo 36.

El negocio está cada vez más en la red. Como ocurrió con los discos, a medida que se impone la venta online en cualquiera de sus formatos, desaparecen las librerías, especialmente fuera de los transitados centros urbanos. "Muchos colegas han transformado su negocio para ahorrarse el alquiler y hacer frente a la caída de las ventas. Meten los libros en el garaje o en el comedor y los venden por Internet", cuenta Irene Coray, dueña de Kulturas, una librería de libro viejo y descatalogado en Washington.

Las librerías independientes se beneficiarán de la desaparición de Borders. Más que el e-book, su problema ahora es Amazon, que se beneficia de las exenciones de impuestos al comercio digital. "Sus libros están disponibles online en todos sitios, generalmente con grandes descuentos. Su rechazo a pagar impuestos de venta ha creado un espacio de competencia desleal", asegura Meg Smith desde la American Booksellers Association, dedicada a defender los intereses de las librerías independientes.

Para la industria editorial corren tiempos inciertos. Y no solo porque Borders les debe 272 millones de dólares. Menos librerías en la calle equivalen menos ventas impulsivas y menos espacios para promocionar sus títulos o promover la lectura.

EL COSTE DEL PRECIO LIBRE La situación de EEUU tiene tres componentes: además de la penetración de internet y la tradición de venta distancia, el precio libre permite a las grandes cadenas descuentos que arrasan con las independientes (el precio lo fija el vendedor, no el editor, pudiendo llegar a vender a pérdidas). Algo similar sucede en el Reino Unido. Las pequeñas librerías caen a manos de las grandes cadenas, los supermercados han dejado tocadas a estas, la oferta disponible en las mesas de novedades se ha empobrecido y Amazon recoge la cosecha, ofreciendo todos los libros y más baratos, y haciéndose con el 25% del mercado.

Mientras, la política de precio fijo ha frenado este proceso en Europa, al precio de tener libros más caros y un sector digital frenado. La más liberal Italia acaba de reducir el descuento máximo al 15%. En España, el subdesarrollo del comercio electrónico, el precio fijo y la parálisis del consumo hacen que el sector, pese a sus pérdidas, aún esté viendo venir la gran tormenta.

Gacetas oficiales

Gacetas oficiales
toca el icono

¿Cómo colaborar con los refugiados del mundo?

¿Cómo colaborar con los refugiados del mundo?
toca es te icono y ayuda a un refugiado

Libros Budista Gratuitos para bajar

Museo Geológico Virtual de Venezuela

Museo Geológico Virtual de Venezuela
Auspiciado por PDVSA-INTEVEP

He aquì tu portal para crear audiolibros y escucharlos bajarlos y llevarlos

He aquì tu portal para crear audiolibros y escucharlos bajarlos y llevarlos
haz clik aqui

LIBROS MALDITOS

LIBROS MALDITOS
Interesante portal que te enriquecerà, toca el icono