domingo, 30 de enero de 2011


Cardenal: "Es necesario completar la revolución inconclusa"



El poeta y revolucionario nicaragüense Ernesto Cardenal, afirmó que “si hay algo que quedó pendiente es la revolución”. Invitado central del Encuentro Nacional de Poetas con la gente que se realiza en el marco del Festival Nacional de Folclore de Cosquín y luego de asistir el viernes a la proyección del documental “Solentiname”, de Modesto López, en honor a su lucha en el marco de la Revolución Sandinista, el también sacerdote católico de 86 años consideró que en su país “es necesario completar la revolución inconclusa”.
En el mismo sentido, el hacedor de un poemario que inició en 1957 con “Hora 0” y que acumula títulos como “Epigramas”, “Oración por Marilyn Monroe y otros poemas”, “Homenaje a los indios americanos”, “En Cuba”, “Oráculo sobre Managua”, y “Pasajero de tránsito”, entre otros, resaltó el rol social de la poesía.
“La poesía ha ayudado mucho a la evolución humana en todas las civilizaciones. En la Biblia hay grandes poetas como Isaías y Jeremías. Si uno los lee simplemente como poetas —propuso— son profetas que usaban la poesía como denuncia de la injusticia y como anuncio de una sociedad justa”.
Impulsor de la Teología de la Liberación y convencido de las afinidades entre cristianismo y marxismo, Cardenal sostuvo que “la Teología de la Liberación no es más que la Teoría del Evangelio. El reino de Dios que anunciaba Cristo era una buena noticia para los pobres y entonces era mala para los ricos. Y eso lo llevó a la muerte”.
Para ahondar en ese terreno, contó que “hay teólogos actuales que dicen que la expresión «Reino de Dios», que tanto usaba Jesús, equivalía en aquel tiempo a lo que hoy es la palabra revolución, era algo igualmente escandaloso, peligroso, subversivo”.
De boina y barba blanca, concilió su carácter de revolucionario con los legados de la poesía y de la religión. “Mi primer recuerdo es ser poeta. A los cuatro años recitaba cosas inventadas, y a los seis años tenía unos versitos, también disparates. Desde entonces soy poeta”, recordó.
Sobre su elección sacerdotal, reveló que “siempre sentí la persecución de Dios, pero yo perseguía a las muchachas. Hasta que decidí probar, renunciar a todo y El me invadió.

Sentí la presencia del amor y quedé enamorado. Mi relación con Dios ha sido de enamoramiento y aún hoy sigo enamorado, con problemas, como en todos los matrimonios”.
Luego contó cómo sus vivencias se unieron a su fe: “Cuando fui como invitado a Cuba y descubrí la Revolución Cubana se dio mi segunda conversión, mi conversión a la revolución y entonces descubrí que Dios es también liberación de la humanidad y de los pobres. Y que un sistema como el de Cuba era también evangélico, ya que se ponía en práctica el Evangelio. Eso me hizo revolucionario”.
Sin renunciar a sus elecciones, Cardenal se convirtió en uno de las referencias del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que enfrentó al régimen dictatorial de la familia Somoza (que gobernó Nicaragua entre 1934 y 1979) para el 19 de julio de 1979 instaurar la Revolución Nicaragüense en la que desempeñó como ministro de Cultura hasta 1987.
—¿Cómo recuerda ese momento histórico?
—No fue un momento, fue toda una evolución. Nos fuimos dando cuenta de que la única solución al problema político de Nicaragua era la lucha armada, porque allí no había elecciones libres, no había partido político, no había oposición, no había prensa libre. Incluso los obispos de Nicaragua, que eran conservadores y reaccionarios, reconocieron que era legítima la lucha de la guerrilla. En esos años tuve encuentros con Carlos Fonseca (fundador del FSLN). Me invitó a que fuera sacerdote de la guerrilla y poco a poco fui acercándome a ellos.
—¿Qué pasó luego?
—Fueron años muy bellos de revolución que se frustraron por la injerencia de EEUU que hizo que perdiéramos unas elecciones. Allí se perdió la revolución. Algunos dirigentes perdieron la moral y empezaron a robar, y esto acabó con la revolución. He escrito mis memorias en tres tomos. El tercero se llama “La revolución perdida” porque ya no hay revolución allá.
—¿Qué temas demandan un cambio en Nicaragua?
—Hay que volver a la democracia. Ahora no hay democracia, la democracia la creó la Revolución Sandinista con elecciones libres y hasta perdiendo esas elecciones, entregando el poder. Pero cuando se corrompió se convirtió en un partido político como han sido muchos otros en América latina. Eso hizo que Nicaragua no siguiera el camino de Cuba. l

Gacetas oficiales

Gacetas oficiales
toca el icono

¿Cómo colaborar con los refugiados del mundo?

¿Cómo colaborar con los refugiados del mundo?
toca es te icono y ayuda a un refugiado

Libros Budista Gratuitos para bajar

Museo Geológico Virtual de Venezuela

Museo Geológico Virtual de Venezuela
Auspiciado por PDVSA-INTEVEP

He aquì tu portal para crear audiolibros y escucharlos bajarlos y llevarlos

He aquì tu portal para crear audiolibros y escucharlos bajarlos y llevarlos
haz clik aqui

LIBROS MALDITOS

LIBROS MALDITOS
Interesante portal que te enriquecerà, toca el icono